Las Fracciones Fito-lipídicas representan la primera generación de lípidos biomiméticos de células vegetales: las Fracciones Fito-lipídicas (PLF). A través de un proceso guiado de disrupción de las membranas celulares, ha sido posible identificar, producir y liberar estas fracciones lipídicas únicas desde el interior de la célula madre de la planta, siendo los primeros ejemplos los llamados RAFT lipídicos y SCFA (Ácidos Grasos de Cadena Corta).

Por primera vez, gracias a la tecnología PLF es posible modificar la composición del lipodoma celular para abordar diferentes funciones biológicas y hacer que los lípidos celulares específicos estén biodisponibles para la piel con una fuente de materia prima muy innovadora: el aceite celular.

La tecnología PLF ha derivado en los siguientes productos de nuestro portafolio: